¿Qué es lo peor que puede pasar?

¿Con qué frecuencia toma decisiones que no parecen tener una respuesta clara? ¿Le cuesta mucho elegir una alternativa cuando parece no haber ninguna buena? Cuando tenía 19 años me encontré con una de esas disyuntivas de la vida. Estaba comenzando mi segundo año de ingeniería en el Perú. Mi centro de estudios –una universidad estatal– estaba pasándola mal debido a frecuentes huelgas e inestabilidad. En parte, esto era reflejo del país que atravesaba un periodo inestable bajo una dictadura militar. Esto me hizo pensar en solicitar una beca el año anterior para estudiar en los Estados Unidos, ya que ni mis padres ni tampoco yo teníamos los recursos para financiar mis estudios en el exterior. Después de varias entrevistas, exámenes y mucha documentación adicional, recibí una beca para estudiar ingeniería en los Estados Unidos. Sin embargo, las buenas noticias no duraron mucho, ya que la beca solo cubría la matrícula y no el resto de los gastos (alojamiento, pensión, libros y otros más). De manera cortés, les recordé a los funcionarios que habíamos presentado la evidencia de la falta de recursos de mi familia para solicitar una beca completa, no parcial. La respuesta, tal como se esperaba, era que una beca para pagar la matrícula era lo único que podían ofrecerme en ese momento y si no quería aceptarla había otro estudiante esperando en la cola. Pensé en echarme para atrás y les dije a mis padres, quienes estuvieron conmigo durante esa reunión, que quizás debería de quedarme y terminar mis estudios en Perú. Siempre había posibilidad de ir más adelante a los Estados Unidos para mis estudios de posgrado. La incertidumbre financiera alrededor de esta oferta parcial de beca era muy grande. Fue en ese momento que mis padres plantearon esta pregunta: ¿Qué es lo peor que puede pasar? La conversación que siguió puede resumirse de esta manera: Hoy no tenemos el dinero para financiar el programa completo en el exterior. Sin embargo, con tus ahorros y los nuestros podríamos financiar el resto de los gastos para el primer año. Sin lugar a dudas que será muy difícil, pero es posible hacerlo. Entonces, ¿qué es lo peor que puede pasar? Finalizas tu primer año en los Estados Unidos, se te acaba el dinero y vuelves a Perú. Habrás ganado una experiencia en el exterior que muy pocos pueden gozar en este país. Tu nivel de inglés mejorará mucho y probablemente podrías acceder a crédito en tu escuela actual para los cursos que tomaste en el exterior. Ahora, ¿qué es lo mejor que puede pasar? Una vez que llegues a los Estados Unidos puedes mejorar tu situación financiera mediante trabajos dentro del campus universitario y otras becas. Nuestra situación podría también mejorar y así podríamos ayudarte. Después de pensarlo unos instantes, escogí aceptar la beca y estudiar en los Estados Unidos. Y como reza el dicho “el resto es historia”. Nunca ocurrió el peor escenario y, por el contrario, sí se presentó el mejor. Me gradué como ingeniero químico tres años más tarde. Fui muy afortunado de recibir el consejo oportuno y determinante en mi vida de parte de mis padres. Si tuviera que hacerlo todo de nuevo, seguiría el mismo camino. De hecho, sigo haciéndome esta misma pregunta cada vez que me encuentro en una disyuntiva en la vida. Asimismo, la he aplicado en mi trabajo de asesoría cuando el ejecutivo no tiene claro una elección específica que él o ella necesita tomar. Cuando enfrente decisiones difíciles en su vida, hágase la siguiente pregunta: ¿Qué es lo peor que puede pasar? Percy M. Cannon www.cannon.consulting

2 comentarios en “¿Qué es lo peor que puede pasar?

  1. Diana Calixto

    Yo tuve un jefe que me dijo una frase que me marco en muchas de mis actuaciones de ahi en adelante…. siempre pregunte, lo peor que le peude apsar es que le contesten que NO y ese ya lo tiene sino pregunta, de repente le peuden decir que SI… \r\nRelaciono mucho esta frase con tu carta, porque me parece un gran consejo. \r\n\r\nMil gracias

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *