¿Está usted actuando como un líder del cambio en estos tiempos de incertidumbre?

En su calidad de líder, usted no puede ignorar los hechos sin precedentes relacionados con el coronavirus, los cuales están repercutiendo en los negocios y las personas en todo el mundo. Sin embargo, según lo tratado recientemente con una ejecutiva corporativa, usted puede elegir cómo gestionar sus responsabilidades durante este periodo incierto, especialmente si está considerando poner en práctica cambios profundos en su negocio.

Habiendo transcurrido seis meses desde que empezó esta crisis y con una duración indefinida por delante, les invito a reflexionar sobre estás cuatro preguntas:

  • ¿Se está comportando de manera proactiva o reactiva?
  • ¿Le dedica la mayor parte de su tiempo a resolver problemas urgentes, y no a planificar estrategias de crecimiento?
  • ¿Está cuestionando el status quo o está actuando como siempre lo ha hecho?
  • Como líder, ¿le pone atención al lado humano de sus empleados?

Si está buscando una guía de cómo implementar cambios profundos en su negocio, tome en cuenta uno o más de los elementos que Patrick Lencioni menciona en su libro The Advantage:

  1. Construir un equipo directivo cohesionado: Ya he tratado de este tema en artículos anteriores. Ahora que la mayoría de las personas está trabajando de manera remota, ¿los miembros de su equipo muestran vulnerabilidad entre ellos y con sus empleados? ¿Pueden los miembros del equipo tratar temas difíciles y comprometerse con el acuerdo final, incluso cuando no estaban inicialmente de acuerdo con este? ¿Aceptan las críticas constructivas entre ellos cuando no se cumple un acuerdo? ¿Tienen un objetivo común?

  2. Estar claro en el cambio deseado: ¿El equipo directivo está comprometido y alineado con los cambios que se están tratando de implementar?   
     
  3. Comunicar repetidamente el cambio: ¿Los mensajes relativos al cambio se están comunicando apropiadamente a lo largo de la organización? ¿Los gerentes están ejemplificando los cambios deseados?  Usted puede haber visto más de un líder propalando un cambio que ellos esperan que el resto de la organización adopte, solo para que cuando se den la vuelta, se comporten de manera contraria al cambio deseado.
       
  4. Gestionar de acuerdo con el cambio deseado: ¿Los procesos, políticas, programas y actividades de recursos humanos reflejan los cambios deseados? Preste atención al proceso de revisión del rendimiento: ¿Está responsabilizando por los resultados y conductas deseados a cada individuo en la organización, comenzando con los miembros de su equipo directivo?

Aproveche el periodo de crisis provocado por la Covid-19 para identificar e implementar uno o más cambios que fortalezcan su negocio. Permanezca cerca de la organización a medida que los implementa, ya que estos cambios requieren prestar atención especial al componente humano de su empresa.

Programe una llamada de cortesía si está interesado en mejorar sus capacidades de dirección en el cambio.

Percy M. Cannon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *