Archivo de la categoría: Balance

Cómo lograr un cambio real en 2019

Ya llegó el nuevo año. A estas alturas seguro que ya ha recibido docenas de saludos por el Año Nuevo. Pero se ha puesto a pensar ¿qué tan listo está para iniciar el 2019 y lograr un cambio real, uno que sea lo suficientemente sólido para que dure los 365 días del año? Escoger una o más metas para el año está bien, siempre que cuente con un sistema sólido que lo respalde a lo largo del año. Le sugiero que establezca un nuevo hábito en 2019, el cual llamaremos «Revisión Semanal». Programe (en su dispositivo electrónico favorito o en agendas) 15 minutos para una sesión de planeamiento y revisión semanal. De preferencia, escoja el domingo por la noche o el lunes por la mañana para ponerla en práctica. Repita esta actividad durante las 52 semanas de 2019. Esta sola acción podría convertirse en el punto de quiebre más grande de su vida durante este año. Con estos 15 minutos, usted puede realizar dos cosas:

  1. Revisar su rendimiento de la semana anterior. Responda preguntas tales como ¿hizo lo que había planeado hacer? ¿Fue demasiado ambicioso o –quizá muy conservador– al planear sus actividades? ¿Qué funcionó bien y qué no funcionó? ¿Pudo dedicarle tiempo tanto a sus prioridades profesionales como personales? Anote estas respuestas en una libreta o su dispositivo o aplicación favorito. Así podrá supervisar mejor su avance.
  2. Planifique su rendimiento de la siguiente semana. Con base en sus metas del 2019 responda ¿qué acciones planea llevar a cabo la siguiente semana? Trate de cubrir sus metas profesionales y personales. Separe espacios de tiempo en su agenda semanal para dedicarlos a estas actividades.

Al igual que con cualquier hábito nuevo, la repetición es la clave. Si es necesario, reduzca la duración de las revisiones semanales, pero haga todo lo posible para no pasarlas por alto. Y cuando no pueda cumplir con una semana –debemos aceptarlo, es muy probable que suceda– retómela la siguiente semana. Supervisar su avance es una tarea muy importante, ya que esto le permitirá generar un impulso positivo. Cuando vea que hizo lo que se propuso hacer, generará una sensación de crecimiento y logro. Cuente conmigo para ayudarlo con este proceso. Asimismo, puede aprovechar las funciones de la aplicación LifePlan para iPhone y iPad disponibles en Apple Store. Le deseo un exitoso 2019 en su vida profesional y personal. Percy M. Cannon Coach Corporativo www.cannon.consulting P. D.: Utilice este enlace para suscribirse a próximos boletines.

¿Qué es lo peor que puede pasar?

¿Con qué frecuencia toma decisiones que no parecen tener una respuesta clara? ¿Le cuesta mucho elegir una alternativa cuando parece no haber ninguna buena? Cuando tenía 19 años me encontré con una de esas disyuntivas de la vida. Estaba comenzando mi segundo año de ingeniería en el Perú. Mi centro de estudios –una universidad estatal– estaba pasándola mal debido a frecuentes huelgas e inestabilidad. En parte, esto era reflejo del país que atravesaba un periodo inestable bajo una dictadura militar. Esto me hizo pensar en solicitar una beca el año anterior para estudiar en los Estados Unidos, ya que ni mis padres ni tampoco yo teníamos los recursos para financiar mis estudios en el exterior. Después de varias entrevistas, exámenes y mucha documentación adicional, recibí una beca para estudiar ingeniería en los Estados Unidos. Sin embargo, las buenas noticias no duraron mucho, ya que la beca solo cubría la matrícula y no el resto de los gastos (alojamiento, pensión, libros y otros más). De manera cortés, les recordé a los funcionarios que habíamos presentado la evidencia de la falta de recursos de mi familia para solicitar una beca completa, no parcial. La respuesta, tal como se esperaba, era que una beca para pagar la matrícula era lo único que podían ofrecerme en ese momento y si no quería aceptarla había otro estudiante esperando en la cola. Pensé en echarme para atrás y les dije a mis padres, quienes estuvieron conmigo durante esa reunión, que quizás debería de quedarme y terminar mis estudios en Perú. Siempre había posibilidad de ir más adelante a los Estados Unidos para mis estudios de posgrado. La incertidumbre financiera alrededor de esta oferta parcial de beca era muy grande. Fue en ese momento que mis padres plantearon esta pregunta: ¿Qué es lo peor que puede pasar? La conversación que siguió puede resumirse de esta manera: Hoy no tenemos el dinero para financiar el programa completo en el exterior. Sin embargo, con tus ahorros y los nuestros podríamos financiar el resto de los gastos para el primer año. Sin lugar a dudas que será muy difícil, pero es posible hacerlo. Entonces, ¿qué es lo peor que puede pasar? Finalizas tu primer año en los Estados Unidos, se te acaba el dinero y vuelves a Perú. Habrás ganado una experiencia en el exterior que muy pocos pueden gozar en este país. Tu nivel de inglés mejorará mucho y probablemente podrías acceder a crédito en tu escuela actual para los cursos que tomaste en el exterior. Ahora, ¿qué es lo mejor que puede pasar? Una vez que llegues a los Estados Unidos puedes mejorar tu situación financiera mediante trabajos dentro del campus universitario y otras becas. Nuestra situación podría también mejorar y así podríamos ayudarte. Después de pensarlo unos instantes, escogí aceptar la beca y estudiar en los Estados Unidos. Y como reza el dicho “el resto es historia”. Nunca ocurrió el peor escenario y, por el contrario, sí se presentó el mejor. Me gradué como ingeniero químico tres años más tarde. Fui muy afortunado de recibir el consejo oportuno y determinante en mi vida de parte de mis padres. Si tuviera que hacerlo todo de nuevo, seguiría el mismo camino. De hecho, sigo haciéndome esta misma pregunta cada vez que me encuentro en una disyuntiva en la vida. Asimismo, la he aplicado en mi trabajo de asesoría cuando el ejecutivo no tiene claro una elección específica que él o ella necesita tomar. Cuando enfrente decisiones difíciles en su vida, hágase la siguiente pregunta: ¿Qué es lo peor que puede pasar? Percy M. Cannon www.cannon.consulting

¿Qué tan buena es su puntualidad?

En mi trabajo reciente en la industria aeronáutica aprendí sobre la importancia del OTP, que son las siglas en inglés de “On-Time Performance”. Se trata de una métrica de rendimiento clave para las aerolíneas que mide la puntualidad en la salida y llegada del vuelo. Quiero invitarlo a que tome prestado el concepto OTP de las aerolíneas y lo aplique en tres áreas de su labor profesional.

  1. Reuniones de negocios
    • ¿Comienza a la hora? Es muy común ver que las reuniones comiencen unos minutos tarde esperando a que lleguen todos los participantes (o por lo menos los más importantes). Piense en el mensaje que está transmitiendo a la organización: «No hay problema con llegar unos minutos tarde. Nosotros esperaremos por usted». Alguna vez leí sobre un líder de mucha experiencia que solía cerrar con llave la puerta de la sala de reuniones en la hora de inicio programada, dejando a los tardones afuera. ¿Demasiado radical? Quizás sí o quizás no…
    • ¿Termina en la hora? En mi trabajo con equipos de liderazgo, algunos de ellos consideran aceptable exceder el horario de la reunión para poder abordar todos los puntos de la agenda. Si usted sigue esta práctica, piense en el posible efecto que tendría sobre la propia agenda de los participantes. Podría estar enviando un mensaje equivocado: “No interesa cuántos temas están en la agenda o cuán ineficientemente se llevó a cabo la reunión, se espera que todos se queden hasta que el líder de la reunión decida acabarla”.
  2. Tiempo de desplazamiento
    • ¿Llega a la hora en sus citas programadas? Una vez tuve un coach que llegó unos minutos tarde a nuestra sesión. El no culpó al tráfico por su tardanza, sino a sí mismo por no salir de casa lo suficientemente temprano para lidiar con los posibles retrasos debido al tráfico. Esta fue una buena lección sobre cómo asumir la responsabilidad personal.
  3. Compromisos laborales
    • ¿Cumple con los plazos? Al inicio de mi carrera profesional no cumplí con el plazo fijado por mi jefe. El aprovechó esta oportunidad para enseñarme dos lecciones:
      • Priorizar: Yo acabé otras tareas menos importantes antes que esta.
      • Comunicar: Si cree que no va a cumplir con un plazo, informe a su jefe con anticipación.

Estas son sólo tres áreas en donde puede aplicar el concepto OTP de las aerolíneas en su trabajo. Déjeme saber si le gustaría programar una llamada de cortesía para conversar sobre cómo puedo capacitarlo a usted o a alguno de sus empleados en este concepto o cómo mejorar otras capacidades de liderazgo y gestión. Percy M. Cannon www.cannon.consulting  

¿Qué dirán de usted en su funeral?

Sin importar cuán cerca o lejos crea estar de este momento, puede aprovechar el ejercicio llamado “el funeral” para fijar el rumbo de su vida. Suelo usar con frecuencia este ejercicio en mis charlas y seminarios. Luego de la conmoción inicial, le pido al público que cierre sus ojos e imagine a un amigo o familiar cercano hablando de ellos. Después del segundo “momento de conmoción”, les pido que abran los ojos y escriban lo que creen que se diría de ellos durante su funeral. Termino este ejercicio haciéndoles saber que son ellos quienes tienen la capacidad de ejercer influencia significativa en este discurso final. De aquí en adelante, ellos (y usted) tienen la opción de llevar una vida que alimente las palabras que se usarán durante su funeral. Estas palabras también pueden representar lo que se denomina la “Declaración de Misión Personal”. Sin importar la edad, nunca es demasiado tarde o muy pronto para definir lo que se dirá en su funeral y usarlo como su brújula. Parafraseando al autor y orador motivacional Brian Tracy, tenemos la opción de hacer que el resto de nuestros días se convierta en la mejor parte de nuestra vida. Cuente conmigo si necesita ayuda durante este proceso.

Percy M. Cannon Coach profesional www.cannon.consulting P. D.: ¿Ya conoce la aplicación LifePlan? Le ayudará a llevar a cabo esta buena práctica y otras más.

Convierta el 2018 en el mejor año de su vida

Cuando lea este artículo, el 2018 ya estará con nosotros. Usted habrá recibido docenas de saludos por Año Nuevo, y lo más probable es que haya comenzado el nuevo año con grandes expectativas e ilusiones. Pero se ha preguntado si está preparado para iniciar el 2018 y lograr que esté sea realmente su mejor año. Permítame dejarle tres sugerencias:

  1. Decida a qué le quiere dar mayor importancia. Separe hoy un espacio de tiempo para desarrollar o actualizar su declaración de misión personal y las funciones que desempeña en su vida, así como para fijar las metas para el próximo año. Puede ser lo más detallado que desee, siempre y cuando haga este ejercicio, lo ponga por escrito, y lo termine hoy.
  2. Inicie el hábito de programar 15 minutos para una sesión semanal dedicada al planeamiento y la revisión. Escoja el domingo por la noche o el lunes en la mañana, luego repita esta entrada en el calendario de su agenda personal o su dispositivo electrónico cada semana del 2018. Por si sola, esta acción puede lograr un cambio enorme en su vida durante este año. En estos 15 minutos usted puede lograr dos cosas:
    1. Analizar su rendimiento de la semana anterior.
    2. Planear sus prioridades de la siguiente semana, y luego separar espacios de tiempo en su agenda semanal para trabajar en actividades relacionadas a ellas.
  3. Inicie un segundo hábito: Programe cinco minutos al inicio de cada día para su sesión diaria de planeamiento y revisión. Empiece su día con:
    1. Una revisión de las prioridades semanales que se definen en el Paso 2.
    2. Una definición de las tres actividades principales que desarrollará el día de hoy.
    3. Programar las tres actividades principales en su calendario.

Espero que estas tres sugerencias no sólo lo ayuden a comenzar con el pie derecho el 2018, sino también le permitan enfocarse en lo que usted ha definido como importante en su vida a lo largo del año. Percy M. Cannon www.cannon.consulting P. D.: ¿Ha probado la aplicación LifePlan? Le ayudará a llevar a cabo estas buenas prácticas y otras más.

¿Qué nota se pone para el 2017?

La mayoría de nosotros recibimos informes de rendimiento durante nuestros años de estudios en forma de libreta de notas. Lamentablemente, no contamos con un sistema de revisión que nos diga si nuestra vida está yendo en la dirección correcta. ¿Usted cuenta con algo parecido a una libreta de notas que califique su vida? Si no la tiene, aquí le presentamos tres pasos para evaluar el rendimiento de su vida en 2017.

  1. ¿Se siente totalmente responsable por las decisiones que tomó –y las que no tomó– en 2017? No se sienta mal si su primera reacción es culpar a los demás por los hechos que no salieron tan bien en 2017. Esta reacción inicial es natural y aceptable si usted decide superar esta etapa y asumir su responsabilidad por lo que desea lograr con su vida comenzando el 1 de enero de 2018.
  2. ¿Cuál fue su mayor logro en 2017? ¿De qué se siente orgulloso? ¿Qué fue lo que hizo bien en 2017 que le ayudó a alcanzar este logro?
  3. ¿Cuál fue su mayor error en 2017? ¿De qué se siente menos orgulloso? ¿Qué descuidó y que debió haber hecho en 2017? ¿Por qué esto fue importante para usted?

El resultado de este ejercicio sencillo pero poderoso provocará que emplee la estructura mental adecuada para que pueda planear mucho mejor el 2018. El siguiente año su objetivo será aprovechar tanto lo que funcionó bien en 2017, como las lecciones aprendidas de lo que no funcionó tan bien. En mi artículo de fin de año compartiré algunas sugerencias para planear un excelente 2018. No se lo pierda. ¡Feliz Navidad! Percy M. Cannon www.cannon.consulting P. D.: ¿Ha probado la aplicación LifePlan? Le ayudará a llevar a cabo estas buenas prácticas y otras más.