¿Desea convertirse en un mejor gerente?-Parte 2

Ser gerente en una corporación no es sencillo, ya que probablemente enfrentará una serie de desafíos y se espera que esté a la altura de las circunstancias sin recibir mucha ayuda. La expectativa puede ser que consiga los objetivos con recursos limitados, que trabaje con colegas en los cuales no confía o que lidie con empleados sin mucha preparación ni aspiración. ¿Alguna de estas situaciones le parece familiar?

Si tales desafíos no se atienden con prontitud, quizá no alcance sus objetivos de rendimiento y afecte sus oportunidades de progreso. De manera que tiene dos opciones: Seguir haciendo lo que ha estado haciendo o mejorar significativamente su gestión como gerente aprendiendo a obtener resultados a través de otros.

En este artículo y en los próximos compartiré consejos para ayudarlo a convertirse en un mejor gerente corporativo. Me basaré en las lecciones aprendidas durante mis veinticinco años como gerente de tres empresas multinacionales (P&G, IBM y Microsoft), así como en mis siete años como coach ejecutivo para más de doscientos ejecutivos. Si se perdió el primer artículo de esta serie, haga clic aquí.

Tip #2: Reclute a su jefe para que lo ayude a lograr sus objetivos de rendimiento.

Cuando me desempeñaba como un empleado corporativo, rápidamente me di cuenta cuán importante era para mi gerente y los ejecutivos sénior verme como alguien que agregaba valor al negocio y que daba lo mejor de sí en el trabajo.

Una vez tenía una revisión del plan de negocios agendada con un ejecutivo de mayor rango, de quien yo necesitaba su aprobación para expandir un proyecto importante en el que estaba trabajando.


Aquella vez mi gerente me ayudó a desarrollar la presentación. Él insistió en lo importante que era provocar exclamaciones de asombro (“wow”) del jefe mayor, es decir sorprenderlo gratamente y mostrarle que estábamos excediendo sus expectativas. Él dijo que esto le reafirmaría al ejecutivo que estábamos en el camino correcto y que, por lo tanto, nos concedería la ansiada aprobación de expansión. La presentación salió muy bien. Literalmente escuché un par de wows del jefe mayor. Y, efectivamente, recibí la aprobación para expandir el proyecto.

En otra ocasión tuve un gerente que me dio valiosos consejos sobre cómo desarrollar una buena relación con el jefe. Él me recomendó que siempre recuerde «alimentar al león», es decir proporcionar actualizaciones frecuentes sobre el trabajo que estamos realizando a nuestros gerentes. A ellos les gusta sentirse tranquilos de que estamos llevando a cabo los planes y logrando los resultados que ellos esperan de nosotros.

Lo aliento a utilizar estas lecciones también. Provocar wows alimentar al león les ayudará a capturar el apoyo de la alta gerencia, conseguir la aprobación de sus propuestas, alcanzar sus objetivos y generar una marca personal adecuada. Todos estos factores le serán útiles cuando surjan oportunidades de ascensos.

Comuníquese conmigo si necesita ayuda para desarrollar las habilidades y capacidades que incrementen de forma significativa los resultados de sus negocios a través de su jefe y, en consecuencia, acelerar su crecimiento profesional.

Percy M. Cannon

Lo ayuda a que el resto de su vida…sea lo mejor de su vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *