Creando una cultura de excelencia Go-Giver – Parte 2

Este es el segundo artículo de una serie de cinco partes donde presento sugerencias que usted puede aplicar de inmediato con el fin de promover la excelencia dentro y fuera de su organización. Haga clic aquí si desea revisar el artículo anterior.

Me basaré en el contenido de la serie de libros Go-Giver (Dar para recibir) escritos por Bob Burg y John David Mann, así como en mis casi cuatro décadas de experiencia corporativa internacional, primero como ejecutivo y ahora como coach.

El día de hoy trataremos el segundo principio, la Ley de Compensación: Sus ingresos están determinados por el número de personas a las que sirve y por la calidad del servicio que les presta.

La Ley del Valor, que se trató en el artículo anterior, describe su beneficio potencial cuánto podría ganar–. Pero es la Ley de Compensación, la que determina su impacto (es decir, cuánto gana realmente).

Una forma muy útil de incrementar su impacto es por el método «boca a boca». Es muy efectivo que las personas lo recomienden a usted o a su empresa. Trate de que esta recomendación positiva de boca a boca se convierta en referencias. Esmérese en brindar un servicio tan bueno que ellos se sientan motivados a hablar bien de usted o recomendarlo.

Las referencias no se deben limitar a ampliar su base de clientes. Hace dos décadas, cuando aún me desempeñaba como ejecutivo corporativo, recibí la terrible noticia de que mi puesto de trabajo estaba desapareciendo y que necesitaba buscar empleo en otro lado. ¿Ya le ha pasado? Si es así, usted puede entender lo dolorosa que puede ser esta experiencia. Una antigua jefa me ofreció su ayuda. Ella me refirió con un ejecutivo en otra empresa quien, a su vez, me refirió a otro ejecutivo que tenía un trabajo disponible que podría encajar con mi perfil. Después de un largo proceso de entrevistas, obtuve un nuevo empleo. Me llevó ocho meses encontrarlo y llegó a través de una referencia de otra referencia…

Sea proactivo en solicitar referencias como una estrategia importante para aumentar su impacto. Sólo recuerde que un prerrequisito clave para esto es exceder las expectativas de sus clientes internos y externos. No existe forma más rápida o más efectiva de generar esas percepciones que anteponiendo el interés de su cliente primero, lo cual trataremos en nuestro próximo artículo.

Comuníquense conmigo si desea saber más y analizar cómo usted, su equipo o su organización puede adoptar una cultura de excelencia y disfrutar de resultados extraordinarios.

Percy M. Cannon

www.cannon.consulting


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *